qué es una nómina

¿Qué es exactamente una nómina?

En este post vamos a aprender qué es una nómina y cuáles son sus componentes. Sin embargo, para ponernos previamente en situación, lo primero que deberíamos hacer es recordar en qué consiste un salario, que muchos ya sabréis es la totalidad de percepciones económicas de los trabajadores de una empresa, bien en dinero o bien en especie, por la prestación profesional de sus servicios laborales por cuenta ajena.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Debemos recalcar que el rendimiento en especie es el que proviene del uso o consumo de bienes, servicios o derechos derivados del trabajo, de forma gratuita o a un precio inferior al del mercado. Ejemplo de ello serían la vivienda que algunas empresas ofrecen a sus empleados, el coche de empresa o préstamos a tipos inferiores a los del mercado. Además, hemos de tener en cuenta que por ley el salario en especie nunca podrá superar el 30 % de las percepciones del trabajador.

Estas operaciones, además de las cantidades que la empresa debe abonar a la Seguridad Social en forma de cotizaciones sociales, aparecen reflejadas en un documento llamado nómina o recibo justificativo del pago del salario, que es el que la empresa entrega al trabajador como liquidación de su salario. Toda nómina ha de seguir un modelo oficial, que en esencia está formado por:

* Encabezado: es el apartado que aparece en la parte superior de la nómina. En el mismo figuran tanto los datos de la empresa como del trabajador.

* Devengos: se refiere a las cantidades que recibe el trabajador por diversos conceptos. Constituyen el salario bruto, que está formado por percepciones salariales (salario base y complementos salariales) y por percepciones no salariales (compensación de gastos que conlleva la ejecución de su trabajo, prestaciones de la Seguridad Social e indemnizaciones).

* Deducciones: es la parte que menos nos gusta a todos, sin duda. Y es que del importe total devengado por los trabajadores, la empresa ha de realizar una serie de deducciones, entre las que destacan las cotizaciones a la Seguridad Social y la retención a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Para obtener el importe de la retención a cuenta del IRPF, se aplica sobre el salario bruto un porcentaje, el cual se obtiene al realizar una serie de cálculos usando la Ley de IRPF. Esta cantidad es ingresada por la empresa en la Agencia Tributaria en nombre del trabajador, y queda a cuenta a la espera de determinar definitivamente las obligaciones tributarias de este.

Total a percibir: en este apartado se refleja la diferencia entre el total devengado o salario bruto y el total de las deducciones. Este resultado forma el salario neto o líquido, que es el que la empresa nos ingresa en nuestra cuenta corriente.

Para terminar, recordaros que los complementos salariales son las cantidades que acompañan a la parte principal del salario base, y sirven para valorar características relacionadas con el tipo de trabajo o con las particularidades de la persona. Ejemplos de complementos salariales son la antigüedad, las horas extraordinarias, el plus de nocturnidad o los incentivos por productividad.