tipos de banco

¿Cuántos tipos de banco existen?

Si echas un vistazo en la web del Banco de España podrás comprobar que el número de instituciones financieras que operan en nuestro país es enorme. Pero ¿son todos los bancos que aparecen en esa lista iguales? ¿Qué tipos de banco existen? ¿Se dedican a lo mismo? ¿Se dirigen al mismo tipo de cliente?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

La respuesta es no. Si bien para el consumidor de a pie que abre una cuenta corriente y saca dinero del cajero con su tarjeta pueda parecerlo, no todos los bancos tienen el mismo fin ni trabajan con los mismos productos financieros.

Podríamos clasificarlos en función de su propiedad y distinguir entre bancos privados (si pertenecen a una o varias personas físicas o jurídicas), públicos (si pertenecen al Estado) y mixtos (copropiedad privada y pública), pero en este artículo vamos a repasar cuántos tipos de banco existen en función de la actividad a la que se dedican.

Tipos de banco según su actividad

Bancos centrales

Los bancos centrales son los encargados de velar por el buen funcionamiento del sistema financiero de un país, es decir, son los bancos de los bancos. En España tenemos al Banco de España, del que ya os hablamos largo y tendido en este artículo. A nivel europeo debemos mencionar al “jefe” de nuestro banco central, que no es otro que el Banco Central Europeo.

Bancos comerciales

La mayoría de los bancos que conoces entran dentro de esta categoría. Los bancos comerciales se dedican exclusivamente a las operaciones comerciales de banca, como depósitos, créditos o préstamos. Son actividades relacionadas con el ahorro y con la financiación, pero no con la inversión. O al menos en teoría.

Bancos de inversión

Se especializan en temas de inversión tanto para personas físicas como para empresas. Se encargan de la compraventa de acciones, de participar en operaciones de fusión y adquisición de empresas o de la captación de capital. Hay que destacar que la mayoría de bancos de inversión son también comerciales, y viceversa. Estas dos categorías no suelen ser excluyentes.

Banca corporativa

La actividad de la banca corporativa no se dirige al consumidor de a pie, sino a las grandes empresas que necesitan servicios de financiación o inversión. Para ellas comercializan productos muy específicos como descuentos de efectos, líneas de crédito o gestión de recibos. Es la banca al servicio de la empresa privada.

Bancos de consumo

En esta ocasión se trata de bancos cuyo cliente objetivo es la persona física que necesita un préstamo personal, una tarjeta de crédito, una hipoteca… En definitiva, operaciones bancarias vinculadas con el consumo de bienes y servicios. También se les llama bancos retail, ya que su negocio es minorista o al por menor.

Bancos hipotecarios

Como su propio nombre indica, los bancos hipotecarios son entidades que se han especializado en el mercado de las hipotecas. Su actividad se centra en la concesión de hipotecas para la compra y/o reforma de viviendas, garajes, locales comerciales e inmuebles de todo tipo.

Cajas de ahorro

Las cajas de ahorro son entidades financieras sin ánimo de lucro y con marcado carácter social. Tras haber estado en el ojo del huracán en la crisis de 2008, el número de cajas de ahorro en España se ha reducido drásticamente desde entonces. La mayoría se convirtieron en bancos tras complejos procesos de fusiones y adquisiciones con otras cajas y bancos.

Como ves, la tipología de bancos es enorme, si bien la mayoría de personas solo llegan a abrir cuenta o a contratar algún producto financiero en los bancos comerciales. ¿Conocías todos los tipos de banco?

 

¿Buscas un préstamo sin papeleos?  En Vivus te ofrecemos un crédito de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!