Probabilidades matematicas de que te toque la lotería

Estas son las razones (matemáticas) por las que no te va a tocar el Gordo de Navidad

Ya está detrás de la esquina. El próximo 22 de diciembre se celebrará el tradicional Sorteo de Navidad y tú, como millones de españoles, tendrás la gran ilusión de que te toque algo, a ser posible el premio gordo. Las imágenes con las que cada año abren los telediarios de ese día con gente eufórica descorchando botellas de champán se quedan fácilmente en la retina de cualquiera, ¿verdad? Sin embargo, no seremos nosotros los que te engañemos: no te va a tocar el Gordo de Navidad.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Para demostrar esta afirmación tan contundente, nada mejor que hacer uso de las matemáticas: los números nunca nos mentirán.  Como estamos seguro de que el premio que todos ansían es el Gordo, de 400.000 euros, lo primero que haremos será calcular la probabilidad de que nos toque este.

Si compramos un décimo con nuestro número preferido, jugamos contra otros 99.999 números que también entran en el bombo junto al nuestro. Por tanto, existe sólo una posibilidad entre 100.000 de que el premio Gordo caiga en nuestro número. Estamos hablando de una probabilidad del 0,001 % (1/100.000=0,00001), casi ridícula. ¿En serio crees que tendrás tanta suerte?

Visto lo complicado que es ganar el Gordo, quizás nuestras pretensiones sean más modestas y nos conformemos con un premio menor.  Sin entrar en cálculos complejos con los que aburrirte, os diremos que en sorteo de Navidad hay 27.612.000 décimos premiados (reintegros incluidos), frente a los 180.000.000 de décimos que se venderán, por lo que la probabilidad de que nos toque algo es del 15,34 %.

Quizás este porcentaje te resulte un poco más atractivo, pero no te dejes engañar: una inversión en la que la probabilidad de perder todo el dinero invertido es de casi el 85 % no es nada atractiva, es más, es desastrosa. Este desastre se vuelve aún más manifiesto si consideramos que la probabilidad real de obtener un premio con mayor retorno que el reintegro es de sólo el 5,3 %.

Parece que está bastante claro que las matemáticas juegan en tu contra. Sin embargo, la bola con tu número está en el bombo, por lo que la posibilidad de que salga y te toque, por remota que sea, está ahí. Si tienes esa suerte, mucho cuidado con cómo gestionas el premio, pues en el hipotético caso de que ganes el premio gordo, la probabilidad de que pasados dos o tres años tu situación financiera sea peor que la de partida es del 50 %.

Con estos números sobre la mesa, ¿sigues queriendo comprar lotería de Navidad? Yo voy con tres décimos, ¿y tú?