Certificado energético

Certificado energético: Ahorro

¿Vas a vender tu casa? ¿Te dispones a alquilarla? La nueva normativa exige que desde el 1 de noviembre de 2013 toda vivienda debe exhibir antes de ser vendida o alquilada el certificado de eficiencia energética o certificado energético.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Aparte de ser una obligación que lo tengas, este certificado va a ser beneficioso para ti y tu edificio por las mejoras sustanciales que vas a alcanzar (en la envolvente térmica, iluminación y equipamiento) y porque una buena categoría en la certificación va a ayudarte a que sea más competitivo y se venda o alquile más rápido y a mejor precio.

En este sentido, lo primero que hay que explicar es qué es el certificado de eficiencia energética. Se trata de un documento oficial expedido por un técnico o arquitecto especializado que aporta información sobre las características energéticas de un inmueble (sea piso, local o empresa).

Lo califica energéticamente en condiciones de ocupación y funcionamiento (del gas, el agua caliente, la calefacción, refrigeración, iluminación, etc.) según una escala de siete letras que va de la A a la G, siendo la A la escala más óptima.

Beneficios del certificado energético

Aunque sea una exigencia para que puedas vender o alquilar y que para que te lo expidan debas pagar un importe a la agencia o al técnico cualificado (hay ofertas que van de los 44 a los 200 euros), este certificado te aporta dos principales ventajas de ahorro:

  • Te ayuda a distinguir tu inmueble de la competencia (si obtienes una A, B o incluso C) para poder adecuar el precio de la venta ante el notario o bien el precio del alquiler.
  • Incluye recomendaciones importantes que mejoran el ahorro energético sustancialmente notándose en una disminución en las facturas de tus servicios básicos a fin de mes.

Principales factores del ahorro energético

Climatización responsable, consumo inteligente de energía, arquitectura bioclimática y usos de energía renovables son los cuatro factores que van a contribuir a que puedas establecer las medidas necesarias para un buen ahorro.

Estos cuatro factores se traducen en acciones tan sencillas como:

  • El ajuste del uso de la iluminación interior y exterior del edificio (un programador para la iluminación de la terraza, por ejemplo, comprar luces de bajo consumo para el interior, leds, etc.)
  • El uso adecuado de la calefacción y el agua caliente en invierno
  • La compra de electrodomésticos específicos, etc.

Además hay que tener en cuenta que hay determinadas acciones especificadas para poder conseguir el certificado energético que pueden estar bonificadas fiscalmente, como puede ser la instalación y el uso de aparatos de energía renovable.

Fuentes de referencia:

  • http://certificadodeeficienciaenergetica.com/que-es-certificado-eficiencia-energetica-definicion
  • http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_11905_PAEE_2011_2020._Anexo._A2011_A_9c717362.pdf
  • http://cecu.es/publicaciones/guia%20enforce.pdf
  • https://www.iberdrola.es/clientes/autonomos/eficiencia/certificado-energetico

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!