reclutamiento

Reclutamiento interno VS reclutamiento externo: así contratan en nuestras empresas

Afortunadamente, la recesión económica ya es cosa del pasado y los datos de empleo no dejan de mejorar mes a mes. Esto significa que nuestras empresas están volviendo por fin a la senda de la contratación. Estamos seguros de que si alguna vez has buscado empleo, te conoces todos los trucos y lugares en los que buscarlo. Sin embargo, ¿te has puesto alguna vez en el papel de las empresas? ¿Dónde buscan estas a los mejores candidatos para cubrir un puesto de trabajo?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

El proceso de selección de candidatos competentes para un puesto de trabajo en la empresa se denomina reclutamiento, y puede ser de dos tipos: interno y externo. Los analizamos a continuación.

infografia reclutamiento

El reclutamiento interno consiste en la captación de candidaturas de personas que ya forman parte de la plantilla de la empresa mediante procesos de promoción interna. Es decir, las empresas buscan candidatos entre los trabajadores de la propia empresa. La principal ventaja de este tipo de reclutamiento es que el candidato ya conoce la empresa y sus procesos internos, por lo que el proceso de implantación es mucho más rápido y económico.

Mientras tanto, el reclutamiento externo hace referencia a la captación de candidaturas de personas ajenas a la empresa. Es decir, la empresa busca posibles trabajadores fuera del entorno de la propia empresa. En este caso, son varias las fuentes de ofertas de trabajo a las que puede acceder el empresario. Las repasamos:

  1. Servicios públicos de colocación, como el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, o los servicios de empleo de las distintas comunidades autónomas.
  2. Empresas de trabajo temporal. Se les conoce como ETT y son agentes intermediarios que proporcionan personas de forma temporal a las empresas que lo necesiten.
  3. Bolsas de trabajo de entidades sociales o educativas. Las más populares son las de las propias universidades (bastante usadas en las ingenierías y carreras técnicas) y las de los centros de formación profesional.
  4. Agencias de colocación. Se trata de entidades sin ánimo de lucro que colaboran como intermediarios en el proceso de captación de candidatos.
  5. Técnicas de internet. Nos referimos a una serie de técnicas de reclutamiento electrónico, entre las que destacan tres:

A. Portales de empleo: son servicios especializados en empleo con registro de ofertas y demandas de trabajo. Las más conocidas son Infojobs, Laboris, Infoempleo o Monster.

B. Redes sociales profesionales: están orientadas a generar relaciones laborales entre usuarios profesionales mediante la creación de redes de contacto con cualquier persona con la que se haya tenido una relación profesional. La red social profesional por excelencia es LinkedIn, aunque existen otras como Xing, Viadeo o Yammer.

C. Reclutamiento electrónico: el candidato accede a una web donde se encuentra la descripción del puesto de trabajo y una serie de formularios. El software permite publicar avisos, administrar CV recibidos, filtrarlos, programar entrevistas…

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!