aprobar el curso

Salud y estudios: tres claves para aprobar el curso en junio

Lo sabemos: es la recta final del curso y estás sometido a mucha presión. Los exámenes de junio ya están detrás de la esquina y hay demasiado en juego. Por desgracia, el trabajo de todo un año se resume en que hagas unos buenos exámenes en la convocatoria de junio para de esta forma aprobar el curso.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Vas a tener que poner toda la carne (y las neuronas) en el asador. Suspender no es una opción porque quieres descansar este verano y pasarlo bien con tus amigos. Y para que esto sea así te vamos a contar un secreto: tu estado de salud y tus estudios van de la mano.

Esto es lo que tienes que hacer para aprobar el curso en junio

Para aprobar el curso en junio no basta con que dediques horas y horas al estudio. También has de aprender a escuchar a tu cuerpo: si este no funciona al cien por cien, tampoco lo hará tu cerebro. Para conseguirlo, te proponemos que sigas estos tres consejos:

  1. Duerme ocho horas diarias

¿Perder el tiempo en dormir con todo lo que tienes que estudiar? Puede parecer una contradicción pero no lo es en absoluto. Tu cerebro necesita descansar y es durante el sueño cuando organiza, ordena y asimila todos los conocimientos que has estudiado durante el día.

Dormir bien es fundamental para aprobar el curso. Si duermes poco o mal, además de que privas a tu cerebro de la regeneración neuronal, te pasarás el día cansado, desconcentrado y nervioso. Y como bien sabes, poco o nada vas a aprovechar tu tiempo de estudio en ese estado.

  1. Mantén los buenos hábitos alimentarios

Somos lo que comemos, por lo que una correcta alimentación es fundamental para obtener buenos resultados estudiando y aprobar el curso. También en época de exámenes has de mantener los buenos hábitos alimentarios: respeta los horarios de las distintas comidas, come sano y equilibrado e hidrátate bien.

Debes olvidarte de las comidas copiosas o pesadas, reducir el consumo de productos precocinados, no tomar nada de alcohol y no abusar del café o de cualquier otra bebida estimulante. Una mala alimentación impedirá a tu cerebro funcionar al cien por cien.

  1. Aprende a relajarte

Este es el punto más complicado de todos, pero también de gran importancia para aprobar el curso. Por muy difícil que te parezca, has de aprender a no estresarte. Si tu cerebro pone el foco en que no te va a dar tiempo de estudiarlo todo, en que tus compañeros van a ir mejor preparados que tú o en que si no  apruebas tendrás que estudiar el verano, no lograrás los resultados académicos que te mereces.

Tienes que aprender a relajarte y para conseguirlo has de separar claramente tu tiempo de estudio de tu tiempo de ocio. Dicen que el mal estudiante es el que está pensando en salir de fiesta con sus amigos mientras estudia, pero cuando está de fiesta con ellos tiene remordimientos porque sabe que debería estar estudiando.

Puedes relajarte poniendo la música a tope y hartándote de bailar durante media hora. O prueba a salir a la calle a correr hasta que te falte el aliento. Incluso puedes quedar con un amigo para tomar un café y pasar un rato agradable riéndote con él. Lo que sea, pero desconecta y relájate porque es fundamental para aprobar el curso.

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un micropréstamos online de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!