Qué es el Euríbor Plus y cómo funciona

¿Qué es el Euríbor Plus?

Seguramente hayas oído en las noticias, en alguna ocasión, el término “Euríbor Plus”. Y, seguramente, no te haya quedado nada claro de qué estaban hablando, ¿verdad? Eso es lo que le ocurre a la inmensa mayoría de la población cuando alguien comenta conceptos como este, porque son conceptos que nunca nos explican.

Es por ello que hoy vamos a dedicar unas líneas a dar respuesta a la pregunta de qué es el Euríbor Plus, y, como verás, resulta que es más fácil de entender de lo que cabría esperar. A pesar de que cuando aparece en la televisión parezca que es algo que sólo algunos elegidos pueden comprender. ¡No es así! Sigue leyendo y descúbrelo.

 

Euríbor Plus: ¿Qué es?

El Euríbor Plus no es más que la nueva forma de calcular el Euríbor. Es algo que estaba previsto para que sucediera en 2016, pero que, por diferentes motivos, se fue postergando hasta finales de 2019. El Euríbor Plus es, por lo tanto, una reforma del Euríbor clásico con el que habíamos estado tratando hasta el momento. Siendo así, no podemos considerarlo un nuevo índice de referencia, sino una actualización del anterior.

Pero… ¿Y qué era exactamente el Euríbor? Porque quizá estemos hablando de que el Euríbor Plus es una actualización del Euríbor, sin saber qué era éste. Bien: el Euríbor era (y es, ahora actualizado y renombrado a Euríbor Plus) el tipo de interés aplicado a las operaciones entre distintos bancos de Europa.

Dicho de otro modo: el Euríbor es el tipo de interés que paga un banco cuando pide dinero prestado a otro banco.

Se trata de un valor que se actualiza a diario y que, también a diario, es hecho público. Y tiene numerosas consecuencias para nuestro día a día, siendo la más habitual la influencia que tiene para los consumidores a la hora de contratar una hipoteca (en cuyo caso se toma la media mensual del Euríbor en un año). Habida cuenta de esto último, cualquier cambio que sufra es algo a tener en cuenta.

 

¿Cómo se calculaba el anterior Euríbor y por qué el cambio?

Ahora sabemos qué es el Euríbor Plus, pero aún tenemos que contestar a la pregunta de qué ha cambiado desde la entrada en vigor del Euríbor Plus. Y, de nuevo, para entender estos cambios, primero hay que entender cómo funcionaba el Euríbor tradicional. Porque sabemos lo que era, pero no cómo se calculaba.

El cálculo del Euríbor Plus se llevaba a cabo de una forma muy simple: Tomando la tasa media a la que los bancos se prestan dinero, y eliminando tanto el 15% de los valores más altos como el 15% de los valores más bajos. Así se obtenía una suerte de media truncada que permitía establecer un valor medio útil.

Pero este método de calcular el Euríbor era muy mejorable, así que se decidió cambiarlo por otro que incluyera más factores. Y es que la fórmula tradicional del Euríbor tenía problemas graves:

  • Los datos no eran reales, puesto que el dato del interés que aportaba cada entidad no era más que una estimación.
  • La muestra era demasiado pequeña, puesto que tan sólo 18 de los cientos de bancos que operan en Europa aportaban su información.
  • Era un índice fácilmente manipulable, y, de hecho, se manipuló tanto en 2005 como en 2009 (a pesar de que, posteriormente, las entidades que lo manipularon fueron multadas).

Estos problemas son los que se buscan resolver con el nuevo Euríbor Plus (y, en principio, se resuelven efectivamente).

 

¿Cómo se calculará el nuevo Euríbor Plus?

El cálculo del Euríbor Plus se llevará a cabo de la siguiente forma:

  1. El EMMI (Instituto Europeo de los Mercados Monetarios) exigirá a ciertas entidades que le envíen a diario los intereses aplicados el día anterior en todas aquellas operaciones interbancarias por valor de 20 millones de euros o más.
  2. Se utilizará un sistema de tres niveles para calcular el interés en distintos vencimientos (una semana, un mes, tres meses, seis meses y un año). El sistema de niveles es el siguiente:
  3.   Nivel 1: En la medida de lo posible, se utilizarán datos reales para cada vencimiento.
  4.   Nivel 2: En el caso de que no sea posible lo anterior, los bancos deberán utilizar el tipo aplicado con otros vencimientos para aproximar su valor.
  5.   Nivel 3: Si el método 2 no permite aproximar el tipo de interés, las entidades estarán facultadas para utilizar el interés que hayan aplicado a operaciones de menos de 20 millones de euros (o realizadas en otros mercados).
  6. Independientemente de cuál de los tres niveles sea el utilizado, las entidades estimarán el interés aplicado por el volumen de operación y remitirán esta información (con los distintos tipos y vencimientos) al EMMI con una aproximación de dos décimas.
  7. Una vez recibe estos datos, el EMMI descarta el 15% más alto y más bajo y lleva a cabo una media simple con los datos restantes, obteniendo la media del Euríbor del día anterior y redondeando la cifra a tres decimales.
  8. A las 11 de la mañana, el EMMI publica los datos de la cotización del día anterior para los distintos plazos de vencimiento.

Como habrás podido intuir, el cambio no es espectacular. La mayor diferencia entre el Euríbor Plus y el Euríbor tradicional reside en cómo el EMMI obtiene los datos, pero el cálculo posterior del Euríbor tiene pocas diferencias.

Al fin y al cabo, se trata de una actualización en el método de cálculo (o en la obtención de datos, según cómo quieras verlo), pero no implica un nuevo índice, tal y como ya hemos comentado al principio del artículo.

Como puedes ver, el Euríbor Plus no es algo que esté alejado de nuestro día a día, sino que se interrelaciona profundamente con él. Esperamos haberte ayudado a comprender un poco mejor este concepto y que la próxima vez que lo veas en las noticias puedas entender lo que están diciendo y traducírselo a tus familiares y amigos.