Las mejores películas sobre finanzas

Las ocho mejores películas sobre finanzas y de negocios que puedes ver este verano 

¿Quieres conocer cuáles son las mejores películas sobre finanzas y negocios? A lo largo del último siglo, el séptimo arte nos ha regalado películas maravillosas, de esas que no han dejado indiferente a nadie. De hecho, en algunos casos, se han adentrado en algunos temas polémicos sobre economía, finanzas y negocios desde una narrativa que incluso ha estado de actualidad en cada momento.

El verano es una época ideal para ponerse al día con estas películas. Por eso, en esta ocasión os dejamos con una serie de títulos frescos sobre economía, finanzas y negocios que promete horas de entretenimiento.

 

Las mejores películas sobre finanzas

Wall Street (1987)

Fue una de las primeras películas que se atrevió a adentrarse en los entresijos de la industria de la inversión. Sin duda es una de las mejores películas sobre finanzas. Fue dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Michael Douglas y Charlie Seen, y se le considera una de las películas de bolsa más importantes debido al gran número de títulos que cosechó.

La peli narra la vida de un amante de los mercados y la bolsa, que acaba descubriendo los aspectos más turbios de este mundo, y lo hace de la mano de uno de los inversores más importantes de Wall Street, Gordon Gekko (Douglas), que ha pasado a ser un nombre muy familiar para los amantes de las finanzas (aunque en realidad sea un personaje ficticio).

 

Wall Street: el dinero nunca duerme (2010)

Esta película es la secuela de la película de 1987. Al igual que la primera, fue también dirigida por Oliver Stone, y también con un envejecido Gordon Gekko como personaje central de la trama.

No recibió los premios de su predecesora, pero sí que sirvió para ilustrar cómo se gestó la burbuja hipotecaria e inmobiliaria en Estados Unidos, la especulación financiera y el posterior estallido de todo ese cóctel. Todo ello en un momento en el que la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos y su posterior expansión al resto de mundo estaba en boca de todos.

Sin embargo, la película tiene también una cara amable: las nuevas posibilidades de inversión en sectores como las energías limpias,  el ahorro energético o la inversión en tecnología.

 

Margin Call (2011)

Estamos en 2011, y los efectos de la crisis subprime todavía están presentes en las vidas de los norteamericanos. Fue ese año cuando se estrenó Margin Call. Con un reparto de lujo, en la que participaron actores de la talla de Kevin Bacon, Jeremy Irons o Demi Moore, narra cómo vivieron ocho empleados de un banco de inversión las 24 horas anteriores al estallido de la crisis financiera en 2008.

Margin Call muestra el lado personal de los protagonistas durante ese momento, pero también las prácticas especulativas que este tipo de entidades llevaron a cabo durante la época.

 

El Lobo de Wall Street (2014)

Dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, el Lobo de Wall Street es una de las películas más conocidas y premiadas sobre bolsa y mercados financieros. Narra la vida y los excesos de Jordan Belfort, un antiguo corredor de bolsa que se hizo famoso por sus escándalos relacionados con la manipulación del mercado de valores, el lavado de dinero y otros delitos relacionados con las altas finanzas.

Esta película sirve, además, para conocer qué son y cómo funcionan los mercados OTC -Over The Counter-, que no están regulados como las bolsas tradicionales, o cómo actúan los grandes bancos de inversión de Wall Street desde dentro.

 

La Gran Apuesta (2015)

Es una de las películas sobre bolsa más aclamadas por la crítica y el público de la última década, que incluso llegó a estar nominada al premio Óscar a la mejor película. Trata de la burbuja hipotecaria americana que precedió a la crisis de 2008 y de cómo los inversores outsiders navegaban a contracorriente del consenso de la industria financiera.

Cuando el mercado acabó desmoronándose en 2008, estos inversores ganaron millones de dólares, pero su experiencia los cambió para siempre.

 

Las mejores películas sobre negocios y economía

Piratas de Silicon Valley (1999)

Mucho se ha escrito y producido en los últimos años sobre las empresas tecnológicas. Sin embargo, sin duda, Piratas de Silicon Valley está entre los títulos más destacados.

Basada en hechos reales, recoge el nacimiento de los gigantes tecnológicos Apple y Microsoft, y por tanto también el origen y desarrollo del mercado de los ordenadores personales (PC). Es toda una lección de organización empresarial, donde se pueden ver las diferentes visiones y estrategias por las que surgieron ambas compañías, así como los caminos que han tomado, a veces divergentes y otras veces convergentes.

Toda una lección empresarial en aspectos tan importantes como la negociación, la estrategia empresarial y la complejidad de los diferentes tipos de mercado, desde la competencia a la concentración en oligopolios.

 

Una mente maravillosa (2001)

Aunque no es una película que trate sobre economía, relata la vida de John Forbes Nash, premio Nobel de Economía por su estudio sobre la teoría de juegos.

Interpretado por un joven Russell Crowe, la película pone en relieve sus méritos, entre los que destaca el llamado equilibrio de Nash, una situación muy conocida y utilizada en la teoría de juegos, que maximiza sus ganancias basándose en las estrategias de los otros. Una estrategia que ha sido y será indispensable en el pensamiento económico y aplicable en finanzas y negociación.

 

Enron, los tipos que estafaron América (2005)

No es realmente una película, sino un documental, que narra el desarrollo de Enron, la empresa energética con sede en Houston que empleaba a más de 21.000 personas hacia mediados de 2001, y su posterior quiebra.

Retrata uno de los mayores escándalos financieros de la historia de los Estados Unidos, donde un empleado recién incorporado descubre asuntos bastante turbios que acaban por desestabilizar el aparente equilibrio de Enron, una empresa a la que la avaricia de sus dirigentes termina condenando a la perdición.